Accidente de tráfico en patinete eléctrico

Con el aumento de popularidad del patín eléctrico, muchas son las personas que los prefieren a la hora de trasladarse de un lugar a otro. No obstante, tal acción ha traído consigo accidentes de tráfico que, aunque no son muy numerosos como los convencionales, sin duda ponen en riesgo la vida de muchos.

Si bien no existe una regulación específica respecto al uso de dicho vehículo, los legisladores están al tanto de los mismos, y los riesgos que conlleva usarlos. Por tal razón, desde hace un par de años se viene discutiendo la implementación de diversas normas en torno a este. Las cuales obliguen a los conductores de patines eléctricos a contratar un seguro obligatorio de responsabilidad civil. Así como el establecimiento de limitaciones respecto a la circulación en diversas zonas.

No obstante, hasta que sean promulgadas las normas específicas que regulen la circulación en patín eléctrico, se están usando otras leyes y ordenanzas municipales. A los fines de que puedan reclamarse las indemnizaciones a las que hubiera lugar por un accidente de tráfico.

La reclamación de indemnización por accidente de tráfico en patín eléctrico

A los efectos de reclamar una indemnización por accidente de tráfico en patín eléctrico, es importante conocer quien ocasionó el siniestro. No obstante, tal tarea no resulta fácil debido a la inexistencia de leyes que regulen de forma específica la circulación del mismo.

Aún así, como regla general, si se demuestra que el conductor del vehículo, en este caso, patín eléctrico, no fue el causante del siniestro, podrá reclamar una indemnización. La cual servirá para reparar todos aquellos daños físicos y materiales que haya percibido con ocasión al accidente.

Si, por el contrario, se probase que la persona que manejaba el patín eléctrico provocó el accidente de tráfico, no podrá reclamar indemnización alguna. Por el contrario, deberá indemnizar a la víctima con su patrimonio, si no posee un seguro que cubra los daños físicos y materiales ocasionados a esta.

La concurrencia de culpas en un accidente de tráfico en patín eléctrico

A diferencia de los de accidentes de tráfico convencionales, los producidos en patín eléctrico suelen culminar en culpa concurrente. Es decir, las partes involucradas en el siniestro vehicular son igualmente responsables del mismo. Por lo tanto, deberán responder por los daños ocasionados al otro.

De cualquier forma, el conductor del patín eléctrico podrá reclamar un porcentaje de la indemnización que le correspondiese. El cual se supeditará al grado de culpabilidad que haya teniendo en el siniestro.

¿Qué hacer ante un accidente de tráfico en patín eléctrico?

Cuando un accidente de tráfico en patín eléctrico se produce, por lo general las personas no saben que hacer debido al shock del momento. Sin embargo, se indicarán una serie de sugerencias atendiendo a la responsabilidad que haya tenido cada una de las partes en el siniestro.

El responsable del accidente de tráfico es el conductor del patín eléctrico

Si el accidente fue causado por la persona que manejaba el patín eléctrico, la otra parte involucrada, puede realizar lo siguiente:

  • Debe mantener la calma en todo momento, para que de este modo pueda hacer una rápida observación de lo que acaba de ocurrir. De seguida, acérquese al conductor del vehículo y solicite sus datos.
  • Comuníquese con las autoridades policiales para que acudan al lugar donde se produjo el siniestro. Una vez que estos lleguen, se encargarán de levantar el respectivo atestado donde se incluirán las declaraciones de las partes involucradas en el hecho. Igualmente, de aquellas personas que fungen como testigos, cuyos testimonios serán valiosos a los fines de reclamar la indemnización que corresponda.
  • Deberá acudir al centro médico más cercano, de su preferencia, para que reciba la atención médica necesaria por las lesiones sufridas.
  • Tratar de llegar a un acuerdo en un accidente de tráfico de este tipo, puede ser complicado, pero las partes tendrán la última palabra. Como es probable que el conductor del patín eléctrico carezca de seguro, puede pedirle que solo pague los gastos sanitarios. Tras esto, podría terminar el asunto de forma amistosa.
  • Si es imposible llegar a un acuerdo con el responsable, puede intentar una acción judicial contra este, para que responda por los daños físicos y materiales que ocasionó. Si el mismo no tiene ningún seguro que cubra las consecuencias de sus actos, deberá hacerlo con su patrimonio.

El conductor del patín eléctrico no es el responsable del accidente de tráfico

Cuando el accidente de tráfico no es provocado por el conductor del patín eléctrico, el mismo puede seguir estas sugerencias:

  • Tras sufrir el atropello, debe tomar los datos necesarios del vehículo y de su conductor, pues de esta manera sabrá contra quien reclamar la indemnización.
  • Posteriormente, deberá comunicarle a la policía, que acuda al lugar donde se produjo el accidente, su versión de los hechos. Solicitándole, además, que sus declaraciones, así como la de los testigos presenciales sean asentadas en un atestado policial. Dicho documento servirá para determinar la responsabilidad de la otra parte involucrada en el siniestro.
  • Al estar más expuesto a las lesiones, es muy probable que sufra heridas considerablemente graves, las cuales requerirán de asistencia sanitaria inmediata. Por lo que deberá acudir al centro de salud más cercano, en donde le brindarán atención médica completamente gratuita.
  • Legalmente, tiene derecho a escoger libremente el centro de salud donde recibirá los tratamientos oportunos para su recuperación. De modo que debería elegir el que más confianza le brinde.
  • Como víctima del accidente de tráfico, tiene pleno derecho a reclamar una indemnización al responsable del siniestro, por las lesiones sufridas y daños causados al patín eléctrico.
  • Busque ayuda jurídica profesional, un abogado especialista en accidentes de tráfico será su mejor aliado en los procedimientos de reclamación de indemnización. No permita que la aseguradora del responsable del siniestro lo tome desprevenido, pues evidentemente tratará de pagarle sumas muy bajas como compensación.

Las indemnizaciones correspondientes por accidente de tráfico en patín eléctrico

Las indemnizaciones por un accidente de tráfico en patín eléctrico, serán determinadas de la misma forma que se hiciere con otro tipo de siniestros. Por lo que la base legal para ello, será el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre. El mismo aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.

Así mismo, es importante acotar que el precitado Decreto tuvo una gran modificación, la cual fue realizada por la Ley 35/2015, de 22 de septiembre. Tras esto, las indemnizaciones que les corresponderían a las víctimas por los daños físicos provocados en el siniestro, sufrirían un incremento considerable que les favorecería.

Ahora bien, la reclamación de las indemnizaciones gira en torno a los perjuicios personales y patrimoniales, los cuales contemplan diversos elementos que son indemnizados. De modo que se debe tener presente todas las lesiones sufridas, así como el tiempo de recuperación de las mismas. Igualmente, en lo que refiere a la conversión de estas en secuelas y sus implicaciones en el lesionado y su desenvolvimiento en la sociedad.

En este sentido, ante un accidente de tráfico en patín eléctrico, las indemnizaciones más comunes son:

  • Indemnización por lesiones temporales.
  • Indemnización por secuelas.
  • Indemnización por perjuicio patrimonial.

Indemnización por lesiones temporales

De conformidad con el artículo 134 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, se entiende por lesiones temporales:

“…Las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela”.

En este sentido, la indemnización que le corresponderá a la víctima, será por cada día que demoren las lesiones en recuperarse. Cuyas cuantías están establecidas en el baremo del año 2020 y se indicarán más adelante.

Los días a los que hace referencia el párrafo anterior se dividen en:

  • Días de perjuicio personal básico.
  • Días de perjuicio particular moderado.
  • Días de perjuicio particular grave.
  • Días de perjuicio particular muy grave.

Adicionalmente, existe un importe por las intervenciones quirúrgicas que recibió el lesionado a causa de las lesiones sufridas en el siniestro vehicular. Siendo el monto correspondiente por cada una de estas de: 417,66 euros hasta 1.670,63 euros. Tal como se desprende del contenido del baremo del 2020.

Días de perjuicio personal básico

Son aquellos días correspondientes al período de recuperación del lesionado mediante tratamientos médicos, que finaliza en la total sanación o estabilización de las lesiones.

La indemnización diaria a cancelar al lesionado, es de: 31, 32 euros.

Días de perjuicio particular moderado

Es aquel período de tiempo en el cual el lesionado no puede realizar algunas actividades específicas, como las de carácter profesional. En este caso se considera que está de baja laboral, por lo que deberá ser indemnizado por cada día que transcurra bajo esta figura.

En este sentido, le corresponderá por cada día, la cantidad de: 54,30 euros.

Días de perjuicio particular grave

Corresponde a cada día en que el lesionado ve una merma en su autonomía personal. La cual afecta el ejercicio de actividades necesarias para el correcto desarrollo de su vida. Entendiéndose que tal período de tiempo transcurre mientras está ingresado en un hospital.

A este respecto, tendrá derecho a recibir diariamente por indemnización: 78, 31 euros.

Días de perjuicio particular muy grave

En este punto, el lesionado pierde por completo su autonomía personal, lo que le impide realizar cualquier actividad fundamental en torno a su vida. Siendo un claro ejemplo de esta situación, cuando el mismo se encuentra en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

El lesionado recibirá una indemnización diaria de: 104, 42 euros.

Indemnización por secuelas

En lo que respecta a las indemnizaciones por secuelas, es preciso saber primero la definición que la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, en su artículo 93, le asigna a la misma:

“Son secuelas las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso de curación. El material de osteosíntesis que permanece al término de este proceso tiene la consideración de secuela.”

Ahora bien, para poder realizar el cálculo de indemnización, es imperativo conocer el contenido de la tabla 2.A.1 de la prenombrada Ley. La misma establece una clasificación de cada una de las secuelas con sus respectivas puntuaciones.

La información de la tabla resulta valiosa para un médico especializado en la valoración de daños corporales, pues es quien debe determinar la cantidad de puntos en cada una de las secuelas.

En este sentido, cuando se haya determinado la puntuación correspondiente de la secuela, así como la edad del lesionado, se podrá saber el monto a solicitar por indemnización. Para conocerlo, basta con revisar la tabla 2.A.2 que figura en la mencionada Ley.

Así mismo, el baremo del año 2020, contempla unas indemnizaciones por secuelas, en cuanto al perjuicio personal particular, a saber:

  1. Daños morales complementarios por perjuicio psicofísico:
  • Cuando una sola secuela alcanza al menos 60 puntos o el resultado de las concurrentes alcanza al menos 80 puntos: De 20.047,68 hasta 100.238,42 euros.
  1. Daños morales complementarios por perjuicio estético:
  • Cuando alcanza al menos 36 puntos: De 10.023,84 hasta 50.119,21 euros.
  1. Perjuicio moral por pérdida de calidad de vida ocasionada por las secuelas:
  • Muy Grave: De 93.973,52 hasta 156.622,53 euros.
  • Grave: De 41.766,01 hasta 104.415,02 euros.
  • Moderado: De 10.441,50 hasta 52.207,51 euros.
  • Leve: De 1.566,23 hasta 15.662,25 euros.
  1. Perjuicio moral por pérdida de calidad de vida de los familiares de grandes lesionados De 31.324,51 hasta 151.401,77 euros.
  2. Pérdida del feto a consecuencia del accidente:
  • Si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación 15.662,25 euros.
  • Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación 31.324,51 euros.
  1. Perjuicio Excepcional: Hasta 25%.

Indemnización por perjuicio patrimonial

Las indemnizaciones por perjuicio patrimonial derivan de los gastos que se causaron durante el período de recuperación del lesionado. Los cuales también incluyen a aquellos provenientes de las secuelas.

El perjuicio patrimonial se divide en: lucro cesante y daño emergente. Siendo el primero, la pérdida de ingresos que sufre la víctima del accidente de tráfico a causa de las lesiones provocadas en este. Y el segundo, todos y cada uno de los gastos incurridos por la asistencia sanitaria recibida, así como por las rehabilitaciones domiciliarias y ambulatorias, entre otros.

Si bien el lucro cesante y el daño emergente son diferentes en las lesiones temporales y secuelas, es oportuno indicar las indemnizaciones en cada caso. Las mismas figuran en el contenido del baremo del año 2020.

Indemnización por perjuicio patrimonial en secuelas

Daño emergente:

Gastos de asistencia sanitaria futura, prótesis y ortesis, y rehabilitación domiciliaria y ambulatoria:

  1. Gastos previsibles de asistencia sanitaria futura según secuela: Tabla 2.C.1.
  2. Prótesis y ortesis Hasta 52.207,51 euros por recambio.
  3. Rehabilitación domiciliaria y ambulatoria:
  • Estados vegetativos crónicos y tetraplejias igual o por encima de C-4: Hasta 14.096,02 euros por recambio.
  • Tetraplejias, Tetraparesias graves, secuelas graves del lenguaje y trastornos graves neuropsicológicos: Hasta 9.919,43 euros por recambio.
  • Resto de supuestos del artículo 116.4: Hasta 6.108,28 euros por recambio.

Gastos por pérdida de autonomía personal:

  1. Ayudas técnicas: Hasta 156.622,53 euros por recambio
  2. Adecuación de vivienda: Hasta 156.622,53 euros por recambio
  3. Incremento de los costes de movilidad: Hasta 62.649,01 euros por recambio
  4. Ayuda de tercera persona:
  • Tabla de horas de ayuda a domicilio según secuela: Tabla 2.C.2.
  • Tabla de indemnizaciones de ayuda de tercera persona: Tabla 2.C.3.

Tablas de lucro cesante:

  • Por incapacidad para realizar cualquier trabajo o actividad profesional del art. 129.a) (Absoluta): Tabla 2.C.4.
  • Por incapacidad para realizar su trabajo o actividad profesional del art. 129.b) (Total): Tabla 2.C.5.
  • Por incapacidad que de origen a una disminución parcial de ingresos en el ejercicio de su trabajo o actividad habitual del art. 129.c) (Parcial): Tabla 2.C.6.
  • Por incapacidad absoluta del lesionado pendiente de acceder al mercado laboral del art. 130.c): Tabla 2.C.7.
  • Por incapacidad total del lesionado pendiente de acceder al mercado laboral del art. 130.d): Tabla 2.C.8.

Indemnización por perjuicio patrimonial en lesiones temporales

  • Gastos de asistencia sanitaria: Su importe.
  • Gastos diversos resarcibles: Su importe.
  • Lucro cesante: Su importe.

Preguntas frecuentes

En este apartado podrá encontrar una serie de preguntas, con sus respectivas respuestas, las cuales solo serán de carácter informativo. En ningún caso sustituirán la asistencia profesional de un abogado especialista, por lo que, si requiere asesoría jurídica, puede contactarnos a nuestro número telefónico.

Si estaba cruzando por el paso de peatones con mi patín eléctrico, y en ese instante soy atropellado por un vehículo ¿Puedo reclamar una indemnización?

Sí, puede reclamar una indemnización tanto por los daños físicos sufridos, como por los ocasionados a su vehículo. No obstante, al haber culpa concurrente, solo recibirá un porcentaje de la misma, atendiendo al grado de culpabilidad que haya tenido en el hecho.

La razón de esto es que, al haber cruzado mientras conducía el patín eléctrico, se entiende que iba una velocidad con la que no cuenta un peatón. Por lo tanto, el conductor del otro vehículo no iba a poder reaccionar a tiempo para evitar atropellarlo. Dando como resultado, una concurrencia de culpas.

Si un vehículo atropella al conductor de un patín eléctrico y le causa graves lesiones ¿El lesionado deberá pagar la asistencia sanitaria?

No, si no fue el responsable del accidente de tráfico, tiene derecho a recibir asistencia sanitaria gratuita en el centro de salud público o privado que prefiera. Los gastos médicos deberán ser pagados por la aseguradora del causante del siniestro vehicular.

¿El conductor de un patín eléctrico está obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil?

No, al igual que ocurre con los conductores de bicicletas, los de patín eléctrico no están obligados, por ley, a contratar un seguro de responsabilidad civil. Por lo que, si provoca un accidente de tráfico, y carece de un seguro que cubra los daños ocasionados a terceros, deberá responder con todo su patrimonio.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *