¿Qué hacer en un accidente con una mujer embarazada?

Cualquier propietario de un vehículo a motor conoce los riesgos que implica conducir un rodado en la vía. Principalmente, porque sin desearlo, puede verse envuelto en un accidente de tráfico, bien como culpable o víctima del mismo. Una mujer embarazada no escapa a esta terrible realidad, la cual, por su estado, resulta aún más peligrosa para sí misma y para su bebé en gestación.

A este respecto, en el último supuesto antes mencionado, la víctima tiene derecho a reclamar una indemnización por los daños acecidos en el accidente de tráfico. La cual se supeditará a la gravedad del caso y al estado que se encuentre la mujer embarazada.

Ahora bien, más allá de lo extraño que pueda parecerles a algunos, las mujeres embarazadas conducen un vehículo por muchas razones. Entre las que destacan: por ocupaciones laborales y profesionales. Por lo que requieren de un medio de transporte para llegar a sus puestos de trabajo, siempre que esto no implique un riesgo para su embarazo.

No obstante, muchas, aun teniendo un embarazo en estado avanzado y verse impedidas para conducir un vehículo a motor, continúan haciéndolo, lo cual implica un enorme riesgo. Pues su cuerpo, con el paso del tiempo, sufre alteraciones como debilidad, somnolencia, aumento del tamaño del vientre, entre otros. Los que, sin duda, aumentan las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico mientras conduce.

En este orden de ideas, ante un accidente de tráfico, se debe implementar el protocolo PAS (Proteger, Avisar, Socorrer) para mantener a salvo a la embarazada. Esto, hasta que lleguen los servicios de emergencia especializados para tratar a la víctima en tan delicada situación. Hasta ese entonces, el involucrado en el siniestro debe procurar que la mujer se encuentre en una posición lateral para que la sangre fluya adecuadamente.

Es preciso acotar que, en un accidente con una mujer embarazada involucrada, se debe procurar mantenerla con vida proporcionándole asistencia médica oportuna y eficiente. De esta forma, no solo se podrá salvar a la misma, si no, además, a la criatura que lleva en su vientre.

¿Cuáles son las medidas de seguridad que debe seguir una mujer embarazada al volante?

Toda mujer que se encuentre embarazada, debe seguir unas medidas de seguridad si conduce un vehículo, sobre todo si se encuentra en una etapa avanzada de gestación. El cuerpo de la misma sufre grandes cambios, por lo que la conducción debe adaptarse a estos para evitar complicaciones innecesarias del embarazo.

En este sentido, las medidas de seguridad que debe seguir una mujer embarazada son las siguientes:

  • Debe colocar el respaldo de manera tal que se encuentre siempre recto, de este modo se podrá mantener una posición erguida en todo momento.
  • Si una mujer embarazada maneja un vehículo a motor, debe mantener una distancia prudencial de al menos 25 cm con respecto al volante. De esta forma logrará evitar sufrir lesiones en caso de presentarse un siniestro.
  • La embarazada debe procurar usar ropa adecuada para su condición, y que le permita conducir de forma cómoda. Esto es especialmente importante en situaciones donde debe conducir por un largo período de tiempo.
  • Bajo ningún concepto la mujer embarazada debe desconectar el airbag, debido a que al momento de presentarse un accidente este le protegerá. De no cumplir con dicha medida de seguridad, podría sufrir diversas lesiones que afectarían su vida y la de su bebé.
  • Si resulta que es copiloto, y además se encuentra en el asiento delantero, debe mantener una distancia de unos 25 cm respecto al salpicadero.
  • Usar cinturón de seguridad de forma correcta, pues de presentarse un accidente, aminorará los daños que normalmente se producirían en el mismo. Al no poseerlo, un mal golpe contra el volante, por la fuerza del impacto del choque, podría causar un daño en la placenta. Lo que perjudicaría enormemente el embarazo.

¿Cómo deben usar el cinturón de seguridad las mujeres embarazadas?

Cómo deben usar el cinturón de seguridad las mujeres embarazadas

Lo primero que hay que aclarar es que, antes del 2006, el uso del cinturón no era obligatorio en las mujeres embarazadas. No obstante, en dicha fecha el Reglamento General de Circulación estableció que debía ser usado por estas obligatoriamente. En este sentido, es necesario conocer la forma correcta de usarlo:

  • En primer lugar, la banda inferior del cinturón debe ser colocado por debajo del abdomen de la embarazada. Hay que tener especial cuidado al hacerlo, pues solo ha de estar ubicada en la zona ósea de la cadera de la mujer.
  • Posteriormente, la banda diagonal del cinturón debe colocarse sobre el hombro, teniendo cuidado de no tocar el cuello. Igualmente hay que asegurarse de que la misma quede entre los pechos de la mujer, pero sin apoyarse en estos, y que rodee el abdomen.
  • Es de suma importancia asegurarse que el cinturón no quede suelto u holgado, pues de otro modo, no cumpliría con su función principal.

¿Cómo no deben usar el cinturón de seguridad las mujeres embarazadas?

Resulta necesario conocer los errores que suelen cometer las mujeres embarazadas al usar el cinturón de seguridad, de esta forma se evitará que sean repetidos por otras. A continuación, se mencionarán cada uno de estos:

  • Algunas mujeres embarazadas solo usan la banda diagonal del cinturón de seguridad, generándose así, tras un siniestro, el conocido “efecto submarino”. El mismo es llamado de esa forma puesto que el cuerpo, por la fuerza del impacto del choque, se desliza por debajo de la banda, y se encaja en el salpicadero. También puede presentarse tal escenario con el asiento delantero.
  • Aunque pocas lo saben, colocar la banda del cinturón sobre el abdomen puede significar un riesgo latente para el bebé. Pues, si se produce un accidente, la presión que crearía recaería sobre esa zona, provocando una fractura del útero.
  • De colocarse de manera incorrecta la banda diagonal sobre el pecho, es probable que cause lesiones graves en dicha zona al producirse un accidente de tráfico.
  • No ajustar correctamente el cinturón de seguridad constituye una falta grave, pues al no hacerlo, se estaría igualmente en peligro de sufrir lesiones en un siniestro.
  • Si se deja la banda diagonal por debajo del brazo, la presión del cinturón recaería sobre las costillas. Lo que podría desembocar en lesiones en el hígado o bazo, que requieran de atención médica inmediata.

¿Cuáles son las lesiones más graves que puede sufrir una mujer embarazada en un accidente de tráfico?

Cuáles son las lesiones más graves que puede sufrir una mujer embarazada en un accidente de tráfico

Entre las lesiones más graves que puede sufrir una mujer embarazada tras un siniestro, se encuentran las siguientes:

  • Pérdida del feto.
  • Parto prematuro.
  • El desprendimiento prematuro de la placenta.
  • El sufrimiento del feto.
  • Bebé con pérdida de peso anormal al nacer.

¿En qué supuestos la mujer embarazada será indemnizada tras el accidente?

Una mujer embarazada recibirá una indemnización tras sufrir un accidente de tráfico, cuando se encuentre en los siguientes supuestos:

  • Que sea la conductora del vehículo no responsable del siniestro.
  • Que esté en alguno de los vehículos involucrados como pasajera.
  • Que sea una víctima de atropello mientras cruzaba la calle.

En el caso especial de los familiares, serán indemnizados cuando la víctima del accidente fallezca a causa de las lesiones sufridas en el mismo.

¿El cónyuge será indemnizado si su esposa embarazada fallece con pérdida de feto a consecuencia del accidente de tráfico?

El cónyuge será indemnizado si su esposa embarazada fallece con pérdida de feto a consecuencia del accidente de tráfico

Sí, de acuerdo a lo establecido en el artículo 76 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, el cual reza lo siguiente:

“El fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto a consecuencia del accidente constituye un perjuicio particular que se resarce mediante una cantidad fija que percibe el cónyuge. Dicha cantidad es superior si la pérdida de feto tiene lugar una vez transcurridas doce semanas de gestación”.

En este orden de ideas, la ley es enfática en cuanto a quién recibirá la indemnización por el fallecimiento de una mujer embarazada con pérdida de feto. En este supuesto, el cónyuge será el único que tendrá derecho a percibir tal compensación en los términos allí expresados.

¿De cuánto será la indemnización en caso de fallecimiento de la víctima con pérdida de feto?

La suma a ser percibida por el cónyuge por concepto de indemnización, se supeditará al contenido del baremo del año 2020, el cual establece lo siguiente:

  1. Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto:
  • Si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación: 15.662,25 euros.
  • Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación: 31.324,51 euros.

Como es evidente del contenido que se desprende de las tablas de indemnización del baremo del año 2020, el monto dependerá de la etapa de gestación del feto. Esto, para el momento del fallecimiento de la madre tras el accidente de tráfico.

¿Una mujer debe ser indemnizada si sufre un aborto a consecuencia de un accidente de tráfico?

Sí, una de las lesiones que puede sufrir una mujer en un siniestro de forma directa, es un aborto, el cual es meritorio de una indemnización. La misma deberá ser pagada por la aseguradora del responsable del accidente de tráfico.

Por otra parte, es recurrente los casos en los que una mujer, luego de un accidente de tráfico, se entere de que estaba embarazada. Por lo que, debido a los medicamentos recetados por las lesiones sufridas o a los exámenes médicos realizados, sufre aborto.

En este sentido, la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, en su artículo 111, establece la indemnización por pérdida de feto a consecuencia de un siniestro, en los términos siguientes:

“1. La pérdida de feto a consecuencia del accidente constituye un perjuicio que se resarce con una cantidad fija. Dicha cantidad es superior si la pérdida de feto tiene lugar una vez transcurridas doce semanas de gestación.

2. La indemnización corresponde a la mujer embarazada que sufre la pérdida del feto, añadiéndose a la que, en su caso, perciba por las lesiones padecidas”.

Ahora bien, la indemnización que percibirá, la cual será una suma fija, es, de acuerdo al baremo del año 2020, la siguiente:

  • Si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación: 15.662,25 euros.
  • Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación: 31.324,51 euros.

Además, a dicha indemnización también se le debe adicionar la que recibiría la madre por las lesiones, leves o graves, que haya sufrido en su propio cuerpo tras el accidente.

Finalmente, es preciso añadir que, el feto se considera como tal, cuando tiene más o menos 6 semanas de gestación, que es el tiempo en el que ya tiene órganos y apariencia humana. Esto es importante saberlo puesto que, para el otorgamiento de la indemnización, se tendrá presente tal consideración.

¿Qué debe hacerse para reclamar una indemnización en caso de accidente con una mujer embarazada?

Ante un accidente de tráfico donde se encuentre involucrada una mujer embarazada, lo primero que debe realizar es contratar los servicios de un abogado especializado. Esto, con el fin de realizar una reclamación de indemnización sólida contra la aseguradora del causante del siniestro.

A este respecto, un abogado especialista en siniestros, sabe la importancia de recabar los medios probatorios necesarios para reclamar la compensación. Siendo, el principal, un informe médico que establezca la relación de causalidad existente entre las lesiones sufridas por la embarazada, y el siniestro.

Es usual que muchas compañías de seguro se nieguen a pagar una indemnización si, por ejemplo, la embarazada sufre un aborto. Aunque su negativa se supedite a la inexistencia de una relación causal, poseer los informes médicos emanados de los especialistas que atendieron a la víctima, será más que suficiente. Pues se logrará determinar que la pérdida del feto fue una consecuencia directa del siniestro.

Por otra parte, dependiendo del caso, será necesario un informe pericial médico que analice en profundidad toda la documentación aportada por la víctima. Esto será especialmente relevante en caso de tener que llevar el asunto de la reclamación de indemnización por la vía judicial.

Preguntas frecuentes

Terminado como fuere el presente artículo, de seguida se mostrarán una serie de preguntas frecuentes relacionadas con el mismo. En caso de requerir una asistencia jurídica especializada, no dude en contactar a nuestro equipo de profesionales del derecho a través de los números de contacto que figuran en la web.

¿Las mujeres embarazadas tienen prioridad en el uso de los asientos en los transportes públicos?

Sí, por su condición de embarazadas tienen prioridad en el uso de los asientos en los transportes públicos. Esto, con el fin de evitar que sufran caídas muy peligrosas encima del vientre, causando así, graves daños al feto que llevan en su vientre.

¿Es recomendable acudir a un abogado especialista en caso de un accidente de tráfico con una mujer embarazada?

Sí, puesto que estos tienen la experiencia necesaria para hacerle frente a las compañías de seguro que se nieguen a pagar una indemnización a la lesionada.

Ante un accidente donde esté involucrada una mujer embarazada, es posible que sufra una lesión fatal como la pérdida de su bebé. Ante este escenario, muchas aseguradoras se niegan a cancelar una indemnización alegando que no existe relación entre el accidente y el aborto.

En este sentido, un abogado especialista se encargará de probar la relación de causalidad existente entre los precitados hechos mediante informes médicos. Con lo cual, negociará con la aseguradora la indemnización correspondiente a la víctima. De no lograrse acuerdo alguno, procederá, con todas las pruebas en mano, a demandarla a través de los juzgados civiles.

¿Una mujer embarazada debe ser indemnizada si sufre un aborto estando en un transporte público chocado?

Sí, de acuerdo al Real Decreto 1575/1989, de 22 de diciembre, específicamente, en las normas complementarias del baremo del seguro de viajeros anexo a este. Por lo que, si una mujer embarazada resulta lesionada, recibirá una indemnización en atención al Seguro Obligatorio de Viajeros (S.O.V) contratado al comprar el billete de transporte.

En este sentido, de acuerdo a las normas complementarias, la mujer embarazada que sufra un aborto en un transporte público a causa de un accidente, será indemnizada de la siguiente forma:

“2.ª Cuando a consecuencia del accidente sobrevenga parto prematuro con muerte del feto, se otorgará una indemnización igual a la señalada en la decimotercera categoría. La misma indemnización se concederá en caso de nacimiento prematuro, a fin de atender los gastos que ocasione el nacido.

Si sobreviene el aborto, la indemnización será igual a la mitad de la señalada en el párrafo anterior.

Si del parto o aborto, consecuencia del accidente, resultara muerta la madre, se considerará, en todo caso, que el fallecimiento es consecuencia de tal accidente, pero no se causará la indemnización a que se refieren los dos párrafos anteriores”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *