¿Qué hacer si eres testigo presencial de un accidente de tráfico?

Para quienes conducimos es algo común el encontrarnos con accidentes de tráfico en autovías, autopistas o carreteras, y generalmente cuando llegamos cerca, las víctimas ya están siendo atendidas por otros conductores o por funcionarios viales.

El artículo 195 del Código Penal reza que “el que no socorriere a una persona que se haya desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiera hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses”. Y ante esta obligación del deber de socorro, cabe plantearnos la pregunta: ¿Estamos preparados para actuar correctamente si somos testigos presenciales de un accidente de tráfico?

La Ley obliga a prestar auxilio, pero estas acciones deben ejecutarse cumpliendo una serie de medidas de seguridad para proteger a quien auxilia, a los otros conductores y a las propias víctimas del siniestro. A tal fin, la Dirección General de Tráfico recomienda la aplicación de una serie de pautas fáciles de recordar que están contenidas en el llamado Protocolo PAS.

Protocolo PAS y su aplicación para auxilio en accidentes de tráfico

Protocolo PAS

La sigla PAS significa Proteger, Avisar y Socorrer y el protocolo exige que las pautas deben cumplirse en ese mismo orden:

1.- Proteger

Protegerse el propio testigo del accidente: al observar el accidente, se debe frenar el coche despacio y proceder a encender las luces de emergencia a fin de alertar a los conductores que nos siguen en la vía. Luego, estacionar en un lugar seguro donde no obstaculice la circulación y colocarse el chaleco reflectante de alta visibilidad antes de bajar del coche. De ser necesario se encenderán las luces de posición.

Importante: la persona que va a ofrecer auxilio debe estar segura de que no está corriendo peligro su propia vida.

Protección para los otros conductores y resguardo del lugar del accidente: camine por la calzada externa tomando previsiones de seguridad y procede a colocar los triángulos de señalización.

Si estás en una autovía o autopista debes colocar el triángulo en la parte trasera del coche siniestrado a una distancia mínima de 50 metros.

Si te encuentras en una carretera de doble sentido, lo indicado es colocar un triángulo detrás y otro delante del coche siniestrado, ambos a una distancia mínima de 50 metros.

Los triángulos ubicados a una distancia mínima de 50 metros se hacen visibles desde los 100 metros. Para facilitar el cálculo de la distancia puedes aplicar la técnica de los pasos; así, un paso equivale a un metro de distancia.

2.- Avisar

Acércate hasta el vehículo siniestrado y capta la información importante: verifica el número de accidentados y su estado; adultos, niños, si están atrapados, con heridas sangrantes o inconscientes, fallecidos, etc. datos de los vehículos involucrados, condiciones meteorológicas y la identificación más exacta posible del lugar donde se produjo la colisión: provincia, ciudad, calle, cruce, carretera, punto kilométrico y sentido de la vía, etc.

Comunícate al número de emergencias 1-1-2: una vez que tengas toda la información esencial, marca en tu teléfono móvil el número 112 de emergencias. Así, cuando el operador de turno te responda tendrás todos los datos requeridos a mano. Trata de calmar los nervios y hablar pausadamente para no distorsionar las circunstancias del siniestro.

3.- Socorrer

Regresa al lugar de la colisión y presta auxilio a los accidentados de acuerdo a tus capacidades. Si no posees conocimientos en primeros auxilios, te limitas a tranquilizar a los accidentados y les informas que la ayuda viene en camino.

También puedes actuar en colaboración con otras personas brindando el máximo cuidado y protección a los siniestrados.

Cuando llegue el personal de emergencia médica y las autoridades viales, debes identificarte y esperar la autorización para retirarte del lugar y continuar el viaje. Seguramente tomarán tus datos personales a fin de que aparezcan en el atestado del accidente.

Lo que no debes hacer en caso de ser testigo de un accidente

  • No huyas del lugar del accidente, el espíritu de solidaridad y civismo deben prevalecer para ayudar a una persona en dificultades. Sin contar con el hecho de que la Ley nos obliga a socorrer a los accidentados en peligro.
  • No ofrezcas a los heridos bebida, comida o alguna medicación, espera a que llegue el personal de salud para diagnosticar y aplicar los primeros auxilios a los lesionados.
  • No movilices a los heridos porque puedes agravar cualquier lesión.
  • No retires el casco a un motorista o ciclista, ni trates de moverlo. Estos heridos requieren de un tratamiento de movilización especial considerando cabeza, cuello y tronco.
  • No modifiques las huellas o pruebas que puedan ser útiles para comprobar las causas o responsabilidad del accidente de tráfico.
  • No fumes en la zona del siniestro, ni permitas que otros lo hagan.
  • No te marches del sitio del accidente hasta ser autorizado. Colabora con la Policía Nacional, Guardia Civil de Tráfico o el Personal de Urgencias Médicas facilitando la información que necesiten.
  • No estorbes en la vía de circulación cuando se esté atendiendo a los accidentados. Si no es necesaria tu colaboración, lo mejor es retirarse y continuar el viaje.

Ser un testigo de accidente de tráfico no es cuestión de elección, es algo que sucede de forma inesperada y debemos prepararnos para afrontar en algún momento este tipo de situación. A la actitud solidaria de quien auxilia a los accidentados, se suma también la importancia de saber lo que se debe y lo que no se debe hacer en ese momento crítico.

De las medidas adoptadas en el proceso de auxilio dependen tanto la supervivencia como las secuelas en las personas lesionadas. Eso sin contar que, con su declaración de los hechos, el testigo presencial puede lograr que se cumpla con las indemnizaciones a las cuales tienen derecho los afectados.

Preguntas frecuentes

A continuación, te presentamos una serie de preguntas frecuentes relacionadas con el hecho imprevisto de convertirse en testigo de un accidente de tráfico:

¿Qué pena aplica la Ley para quienes incurren en el delito de no socorrer a una persona expuesta a grave peligro?

Este delito está tipificado en el Código Penal y la penalización va desde 3 meses de multa hasta 4 años de prisión dependiendo de las circunstancias del accidente. También se castiga a la persona que no pudiendo prestar socorro directo, tampoco informa para solicitar la ayuda de una tercera.

¿Qué es un testigo presencial?

El testigo presencial es aquel que ve de forma directa cómo ocurre el accidente vial, y puede ser el conductor de otro vehículo y sus acompañantes, un peatón que va por la calle o carretera, una persona que se encuentra en un local comercial, etc. En forma general y por solidaridad humana, el testigo presencial también se suma al grupo de las primeras personas en brindar socorro a las víctimas del accidente.

¿Por ser testigo presencial de un accidente de tráfico es probable que me citen para realizar alguna declaración?

Si sus datos personales como testigo están registrados en el Atestado, y se llega a presentar alguna discrepancia en relación a cómo sucedió el siniestro, lo más seguro es que reciba la citación de un juzgado. Su asistencia y declaración como testigo del accidente de tráfico es obligatoria, ya que puede aportar información crucial para la resolución del conflicto.

¿Qué debo hacer si me encuentro con un accidente de tráfico donde puede correr peligro mi propia vida?

Dentro de las pautas del Protocolo PAS, la primera que se debe cumplir es “Protegerse”, y eso incluye al testigo o auxiliadores en el siniestro. Es primordial evaluar bien la situación antes de actuar, para no formar parte de las consecuencias graves del accidente de tráfico. Si los vehículos implicados en la colisión están comenzando a incendiarse, utiliza el extintor; y mientras tanto otra persona puede colaborar informando al número de emergencias 1 1 2 sobre los detalles y circunstancias del accidente. Luego, no queda sino esperar la llegada del personal de bomberos, especialistas en auxilio sanitario, funcionarios de autoridad vial, etc.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *