Indemnización por negligencia médica

Al ser una obligación de medio, el servicio sanitario prestado por un profesional de la medicina, debe hacer uso de todo su conocimiento y experiencia para atender al paciente. Por lo que, al no realizarlo de forma correcta y diligente, podría estar incurso en una mala práxis médica. Bajo esta premisa, se puede solicitar una indemnización si los daños percibidos por la persona, devienen de una práctica profesional completamente deficiente.

No obstante, esto implicará el ejercicio de diversas acciones legales contra los responsables de las lesiones. Las cuales pueden abarcar: demandas civiles, acuerdos con la aseguradora que corresponda, reclamaciones de tipo administrativos, y finalmente, denuncias a la institución médica.

Forma adecuada para realizar la reclamación de la indemnización por negligencia médica

Para realizar una reclamación en óptimas condiciones, es imperativo que el lesionado recabe la información conducente que asista su accionar. Por lo tanto, debe tener presente lo siguiente:

  • Procedimiento médico practicado que desembocó en una lesión.
  • El estado evolutivo de la lesión producida.
  • Tipo de lesión que se le provocó.
  • Los diversos tratamientos a los que fue sometido por el daño sufrido.
  • Motivo por el cual acudió a la institución médica.

Al tener recabado lo antes mencionado, podrá efectuar la reclamación de indemnización por negligencia médica. Sin embargo, para saber contra quién intentará la acción, debe conocer de antemano si el centro médico que le atendió era público o privado.

  • Si la negligencia médica tuvo lugar en un centro médico privado, la reclamación se realizará contra el médico que provocó la lesión. También puede intentarse contra la compañía aseguradora con la que éste contrató el seguro de responsabilidad civil, si cubre dicha acción.
  • Si la negligencia médica derivó de un centro de salud u hospital público, el lesionado podrá reclamar la indemnización a la sanidad pública. O si lo prefiere, la reclamación puede versar sobre la aseguradora con la que esta posea un seguro de responsabilidad civil.

En el último caso, la reclamación realizada se demorará un tiempo en ser resuelta. Con lo cual, la víctima lesionada deberá aguardar pacientemente la respuesta final de la misma.

Lapso para realizar la reclamación por negligencia médica

Para realizar la reclamación por negligencia médica, la víctima lesionada contará con un año, que iniciará a partir de la alta médica, en caso de ser un procedimiento administrativo.

Si las lesiones provocadas por la mala praxis se produjeron en un centro de salud privado, la reclamación se intentará mediante un procedimiento civil. Por lo que el lesionado contará con 5 años para realizar tal acción, si existe un contrato. De no ser así, solo dispondrá de un año para reclamar la indemnización por negligencia médica.

Posibles escenearios luego de realizar la reclamación

Luego de realizada la reclamación de indemnización, se presentarán diferentes escenarios los cuales pueden ser favorables o perjudiciales.

En un primer escenario, el centro de salud, público o privado, decidirá a favor de la víctima lesionada, indemnizándola por los daños sufridos. Lo cual implica un reconocimiento de la negligencia por parte del médico que le presto asistencia sanitaria.

Por otra parte, se pueden dar dos escenarios más, uno en el que el lesionado no recibe respuesta alguna por un largo período de tiempo. Mientras que, en el otro, la resolución a la cual llega el centro médico, bien sea público o privado, no resulta del todo satisfactoria para la víctima.

En este sentido, en cualquiera de los escenarios mencionados en el párrafo anterior, la víctima puede acudir a la vía judicial. No obstante, debe tener presente lo siguiente:

  • Si la sanidad pública contrató un seguro de responsabilidad civil, la víctima de la negligencia médica puede acudir directamente a la vía judicial, y demandar a su aseguradora.

Si el lesionado opta por la vía administrativa, en lugar de la civil, mencionada en el párrafo anterior, deberá esperar 6 meses para obtener una respuesta. La cual será sobre la reclamación de indemnización por negligencia médica efectuada. Agotado dicho plazo, o que la sanidad pública niegue lo reclamado, podrá interponer un recurso contra esta.

En este sentido, el recurso deberá introducirse en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, o si corresponde, en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal de Justicia.

  • En lo que respecta al centro médico privado, si el doctor que cometió la negligencia médica tuviese seguro de responsabilidad civil que cubriese esta. La víctima podrá demandar directamente a su Compañía de Seguros. O si lo prefiere, puede hacerlo contra el responsable. Tal acción se hará a través de un procedimiento civil.

¿Cuáles son los casos más frecuentes de negligencia médica?

Los daños que se producen al paciente, al ser tratado médicamente, suelen ocurrir por diversos errores que cometen los doctores. Los mismos son la consecuencia inmediata de actuaciones poco diligentes de parte de dicho profesional, el cual debe velar por la salud del paciente.

En este sentido, los casos más frecuentes en cuanto a negligencia médica, se pueden dividir de 4 formas diferentes, a saber:

  • Las transfusiones de sangre contaminada con alguna enfermedad contagiosa.
  • Prescripción de medicamentos de forma errónea.
  • Intervenciones quirúrgicas que provocan daños al paciente.
  • Diagnósticos errados.

A este respecto, cada uno de estos errores serán desarrollados de forma separada para una mejor comprensión de sus implicaciones en el campo legal.

Las transfusiones de sangre contaminadas con alguna enfermedad contagiosa

Uno de los errores más comunes, y el que trae mayores problemas a nivel legal, son las transfusiones de sangre contaminada con una enfermedad contagiosa.

A raíz de estas transfusiones, los pacientes se infectan de una enfermedad la cual puede llegar a ser mortal para ellos sin el debido tratamiento sanitario. Ante el daño producido, la víctima de la negligencia médica tiene derecho a reclamar una indemnización.

Prescripción de medicamentos de forma errónea

Si el doctor se equivoca al prescribir un medicamento para la dolencia del paciente, puede causar un efecto contrario al deseado, retrasando su recuperación. En el peor de los casos, tal error puede originar daños severos e irreparables en el organismo del mismo.

Intervenciones quirúrgicas que provocan daños al paciente

Antes de cualquier intervención quirúrgica, el paciente debe dar su consentimiento mediante la firma de un contrato. No obstante, si se llegasen a producir diversos daños no previstos en tal instrumento legal, serán considerados una negligencia médica por parte del médico tratante.

Si la intervención en el paciente versó sobre un órgano que no lo requería, o en su cuerpo se encontró algún material quirúrgico, podrá reclamar una indemnización. Igualmente, si tras la negligencia médica, sufrió graves daños en los nervios.

Diagnósticos errados

El deber ser, es que el médico tratante haga uso de todas las herramientas tecnológicas existentes para dar un diagnóstico certero al paciente. Sobre todo, si este manifiesta problemas de salud luego de haber sido intervenido quirúrgicamente.

Si el doctor opta por ignorar los dolores del paciente, atribuyéndoselos a una consecuencia temporal del tratamiento o la intervención previa, incurre en negligencia médica. Pues el correcto diagnóstico hubiese evitado el empeoramiento de la enfermedad que aquejaba al enfermo.

La vía judicial

La víctima lesionada puede acudir a la vía judicial para interponer una demanda por negligencia médica. Si la misma es admitida, la revisión de todas las lesiones corresponderá a un perito. Cuya experiencia será necesaria para determinar la gravedad de los daños sufridos por esta.

En este sentido, el perito evaluará con lujo de detalles la situación del lesionado, desde el instante en el que éste entró al centro médico. Luego hará lo mismo con las lesiones sufridas por la víctima tras la intervención médica del profesional de la medicina. Por está razón es importante recopilar toda la información que se pueda respecto al caso en cuestión.

La decisión que tomará el juez que sigue el asunto judicial, dependerá en gran medida del informe que realice el perito. De allí la dificultad del caso, pues se debe demostrar, con pruebas fehacientes, que los daños fueron producto de una negligencia médica.

Preguntas frecuentes

En el presente apartado, se colocarán una serie de preguntas frecuentes, con sus debidas respuestas, con el fin de proporcionar un rápido vistazo del tema desarrollado. No obstante, si tiene alguna otra duda, puede dejarla en la caja de comentarios, y le responderemos en la brevedad posible.

¿A quién debo reclamarle una indemnización si sufrí lesiones por una mala praxis médica aplicada en un centro médico privado?

En este caso, se debe intentar la reclamación de indemnización contra el médico tratante, quien deberá responder por los daños causados a su persona. Para ello, deberá acudir a la vía judicial y demandarlo, una vez que recopile toda la información necesaria para obtener una decisión judicial favorable.

Así mismo, si el doctor en cuestión posee un seguro de responsabilidad civil que responda por los daños causados por éste, puede demandar a su aseguradora.

Si la sanidad pública me niega la indemnización reclamada por negligencia médica ¿Qué debo hacer?

Debe ir ante un tribunal e introducir un recurso contra la sanidad pública para que se le indemnice por los daños producidos por la negligencia médica. Los juzgados que se encargarán de conocer y decidir sobre su caso, serán los del área contencioso administrativo.

Así mismo, también puede acudir a Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, cuando corresponda.

¿Puedo reclamar una indemnización si en una cirugía dejaron unas tijeras quirúrgicas dentro de mi cuerpo?

Sí, pues constituye un error por parte del doctor que le hizo la cirugía. Las tijeras quirúrgicas pueden causar graves daños en el interior de su cuerpo, los cuales se manifestarán mediante diversas dolencias. En consecuencia, el responsable debe indemnizarlo por su negligencia médica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *