¿Qué es un seguro de vida?

Un seguro de vida es aquel que proporciona ayuda a los familiares de la persona que haya sido asegurada, ya que, en caso de una muerte súbitas, estos recibirán una indemnización por ello. En el presente artículo, tocaremos algunos de los aspectos importantes de los seguros de vida y cuando se pueden recibir indemnizaciones por ellos.

 

¿Qué casos cubre un seguro de vida?

 

Dependiendo de la póliza que haya sido contratada, los riesgos podrán dividirse en dos, los cuales son los siguientes:

  • El riesgo principal: es el de fallecimiento de la persona que haya sido asegurado, por cualquier causa. Aunque en ocasiones este riesgo puede estar limitado o condicionado en el contrato por situaciones como, por ejemplo, que la persona haya muerto practicando un deporte de alto riesgo. Por lo tanto, vale la pena echarle un vistazo al contrato antes de firmarlo.
  • Los riesgos adicionales: son otros riesgos, los cuales abarcan incapacidad (enfermedad grave, incapacidad permanente y/o absoluta) o fallecimiento por causas especiales (accidente de tráfico).

 

Riesgos adicionales de un seguro de vida

 

Ya sabemos que el riesgo principal que cubre un seguro de vida se trata del fallecimiento de la persona que ha sido asegurada, sin embargo, vale la pena tomar en cuenta cuáles son los riesgos adicionales que pueden ser cubiertos por un seguro de vida, puesto que pueden ser más frecuentes de lo que se cree:

  • Enfermedad grave: este riesgo adicional cubre el riesgo de padecer una enfermedad grave, pero la misma deberá estar recogida en el catálogo de enfermedades de la póliza en cuestión. Luego de cierta edad, la cobertura de este riesgo en la póliza puede quedar anulado ya que la persona en cuestión se hace más proclive de sufrir de una de estas enfermedades graves.
  • Incapacidad temporal o permanente: esto no sucede con todos los seguros de vida, pero algunos ofrecen cobertura en el caso de que la persona haya sufrido un accidente en el ámbito laboral o personal que le haya propiciado una incapacidad, bien sea temporal o permanente. Es necesario fijarse en lo contenido en el contrato, ya que la cobertura de estos casos en las pólizas de seguro suele ser engañoso, haciendo difícil el lograr cobrar la indemnización correspondiente.
  • Incapacidad o fallecimiento por accidente: cuando se trata de una incapacidad o fallecimiento que se dé producto de un accidente —como, por ejemplo, un accidente de tráfico—, la cuantía correspondiente que se puede percibir por estas situaciones puede ser superior a la que se percibiría en caso distinto, pero deben darse las condiciones para que la póliza lo considere como una accidente.

 

¿Quién tiene derecho a reclamar una indemnización?

 

El beneficiario de un seguro de vida, es la persona designada para recibir la indemnización en caso de que el asegurado fallezca. No es necesario que el beneficiario sea familiar de la persona asegurada, así que cualquier persona puede gozar de la condición de beneficiario de este seguro.

 

Indemnizaciones por accidente 

 

Si quieres cobrar la indemnización correspondiente por un seguro de vida, lo mejor siempre es asesorarse por un abogado especialista en indemnizaciones, que pueda hacer de este trámite un proceso más sencillo y menos molesto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *