Clases de multas a peatones

Las multas de tráfico para conductores, por motivos como el exceso de velocidad o aparcar en áreas en donde no deberían, son una situación común para los usuarios. En cambio, muchas personas desconocen que un peatón también puede ser sancionado por distintas razones, incluso si lo hace por descuido y no de forma intencional.

Conocer los tipos de multas a peatones, te ayudará a evitar estos errores y a transitar con mayor seguridad y responsabilidad. No hay que olvidar que actos imprudentes o de despiste por parte de no conductores, pueden ser la causa de graves accidentes de tráfico. Aunque la mayoría de los siniestros ocurren por culpa del conductor de un vehículo, los peatones también pueden provocarlos, por ejemplo, cuando cruzan la calle de manera inadecuada.

¿Por qué se multa a los peatones?

La seguridad vial, es responsabilidad de todos. Aunque siempre se hace mayor énfasis en los conductores de vehículos a motor, los peatones también deben cumplir con ciertos lineamientos para la prevención de accidentes de tráfico.

Según se establece en las Normas generales de comportamiento en circulación, los usuarios de la vía (conductores, peatones, ciclistas, etc.), tienen la obligación de comportarse de forma que no entorpezcan la circulación, ni causen molestias innecesarias o que sean perjudiciales para los demás. Por ello, debe saber que las acciones que puedan representar un peligro para el peatón y las personas de su entorno, son susceptibles a ser sancionadas.

Tipos de multas a peatones

Así como ocurre con los conductores, un peatón puede cometer diversas infracciones por las cuales el monto a pagar puede variar comúnmente entre 80 y 200 euros. En este apartado, se encuentran algunas de las multas a peatones que ocurren con mayor frecuencia, bien sea por desconocimiento de los usuarios como por otras causas.

Nota: Los montos a pagar por las sanciones que se mencionan en el presente texto, pueden variar dependiendo de los detalles o características de los hechos ocurridos y las consideraciones de los mismos por parte de las autoridades pertinentes

Ignorar señales de entrada prohibida

Existen algunas zonas, como la autovía, por las que se prohíbe el paso a peatones por motivos de seguridad es importante no ignorar estas señales. En cuanto a las multas por esta clase de infracción, son comúnmente de unos 80 euros.

Circulación por zonas peatonales

Los peatones están obligados a transitar por la acera, salvo ciertas excepciones o que por algún motivo esté impedido el paso, en cuyo caso deberá caminar por el arcén y en última instancia por la calzada. De no cumplir con las condiciones que se explican en este apartado, se aplica una multa estándar de 80 euros.

Si debido a motivos especiales un peatón transita por la calzada, deberá cumplir siempre con las debidas precauciones, entre las que se incluyen caminar en sentido contrario a la dirección de los vehículos, de manera que pueda verlos llegar y así tener un pequeño margen de reacción si el mismo perdiera el control.

Por otra parte, es necesario conocer bajo qué situación es permisible transitar por la calzada. A continuación, algunas de las normas en las que puede ser necesario circular como peatón fuera de la acera:

  • La persona impedida que circule en silla de ruedas a velocidad de paso humana, sin importar si usa o no motor.
  • Quien lleve algún objeto voluminoso, o se encuentre empujando o arrastrando un vehículo pequeño (que no sea a motor) si su circulación por la acera constituye un estorbo considerable para las demás personas.
  • Grupo de peatones dirigido por una persona o cortejo.

En caso de que se den este tipo de desplazamientos, si las condiciones meteorológicas o ambientales no son favorables para la visibilidad, deberán llevar las luces reglamentarias para favorecer su localización o la multa correspondiente será aplicada por persona.

Transitar a través de vías interurbanas

Aunque no está prohibido caminar en algunas vías por las que se sale de algún pueblo o localidad, el peatón tendrá la responsabilidad de ser visible para los conductores en todo momento, por lo que es necesario cumplir con ciertas normativas. De no hacerlo, dependiendo de la situación puede ganarse una multa de mínimo 80 euros o de incluso los 200 euros.

Una de las medidas a tomar, es transitar por la izquierda de la vía para ver los vehículos que se aproximan y tener capacidad de reacción en caso de cualquier imprevisto. De igual manera, esto servirá para que los conductores se percaten de su presencia con mayor anticipación.

Así mismo, es importante que los peatones porten elementos reflectantes o luminosos que puedan prevenir a cualquier conductor de su presencia si las condiciones ambientales y meteorológicas lo hacen necesario. Estos deben ser visibles aproximadamente a 150 metros de distancia como mínimo.

Algo similar ocurre cuando se tiene alguna avería en la autopista y es necesario aparcar el coche. Las personas que se encuentren en la vía deben utilizar un chaleco reflectante. La multa por no cumplir con estas norma de seguridad es de alrededor de 200 euros.

Si no se realizan las prácticas señaladas y ocurre un siniestro, puede que se adjudique culpabilidad al peatón. En cuyo caso, es importante conocer a un abogado con experiencia en indemnizaciones por accidente, que pueda apoyar al viandante en una situación tan complicada.

Caminar por espacios inadecuado

La multa por transitar a través de espacios no habilitados para peatones puede alcanzar los 200 euros. Un claro ejemplo de esto es que una persona decida caminar por el carril para bicicletas o buses. Al no ser espacios destinados para ellos, su presencia en estos conlleva ciertos peligros

Cruzar la calle de forma indebida

Cruzar la calle de forma indebida

Es importante utilizar el paso de cebra para atravesar la calzada. Transitar por áreas no habilitadas con este fin al momento de cruzar, puede acarrear una multa de 80 euros. Así mismo, cruzar con el semáforo de peatones en rojo es una infracción grave que conlleva una multa de hasta 200 euros. Esto sin contar los riesgos de accidente que implican estas acciones imprudentes.

De la misma manera, es importante destacar la importancia de los Agentes de Autoridad que se encargan de regular el tránsito. Todos los usuarios de la vía están obligados a obedecer sus instrucciones. Hacer caso omiso de las órdenes de un agente puede ser motivo de una penalización de 200 euros.

Negarse a realizar la prueba de drogas o alcoholemia

Cuando un peatón se ve involucrado en accidentes de tráfico, comúnmente debe pasar una prueba de alcoholemia. Negarse a realizar esta prueba, puede acarrear una multa de entre 500 y 1000 euros. Así mismo, si da positivo la multa será igual a la que se le hace a un conductor, es decir, que puede ser menor o mayor dependiendo del grado de alcoholemia detectado.

Preguntas frecuentes

Conocer acerca de las diferentes clases de multas a peatones, puede hacer surgir algunas dudas, incluso en relación a los accidentes de tráfico que se pueden dar bajo estas circunstancias. A continuación, una lista de algunas preguntas frecuentes que pueden tener los usuarios, en relación a este tema:

¿Quién pone las multas a los peatones?

Los agentes de la autoridad reguladora de tráfico son quienes comúnmente llevan la multa a los peatones que incumplan las normativas generales de circulación. Sin embargo, esta se puede hacer llegar por otros medios. La persona multada podrá obtener más información respecto a la infracción cometida dirigiéndose a la Alcaldía.

¿Qué ocurre si no llevo chaleco reflectante al transitar por vías interurbanas?

Según lo correspondiente al reglamento general de circulación, el uso del chaleco reflectante es obligatorio fuera del poblado en el ocaso, la salida del sol o bajo condiciones ambientales y meteorológicas que dificulten la visibilidad, para todo peatón que circule por la calzada o el arcén.

En caso de no tener el chaleco, se deberá utilizar un elemento luminoso o retro-reflectante que pueda sustituirlo. Éste debe ser visible a una distancia de 150 metros como mínimo para así ser percibido por los conductores que se aproximen. En caso contrario, se le multará al peatón que transite por estas vías sin cumplir con el requerimiento.

¿Cuáles son las luces reglamentarias que se deben utilizar en un cortejo?

Las personas pertenecientes a un cortejo deberán llevar luces reglamentarias que indiquen su situación y dimensiones. En la zona delantera pueden ser amarillas y blancas mientras que en la parte de atrás, las personas deben portar luces de color rojo. De incumplir con esta normativa se aplicará una multa a cada persona del grupo.

¿Se puede multar a un peatón en un accidente de tráfico?

Si, precisamente dentro de este escenario cobran especial importancia las acciones del peatón, ya que si incumple de alguna manera las normativas de seguridad, pero lo mismo ocurre por parte del conductor, puede manifestarse una concurrencia de culpas.

En este caso, se determinará el grado de culpabilidad de ambas partes, por medio de un proceso judicial. Dicho factor es de suma importancia para calcular el porcentaje de indemnización por accidentes que le pueda corresponder al transeúnte.

¿Tengo derecho a indemnización si fui atropellado cometiendo una infracción?

Cuando ocurre un siniestro causado tanto por parte del conductor como del peatón, éste último tiene derecho a indemnización. Por otro lado, si el juez determina que la culpabilidad del siniestro recae exclusivamente en el peatón, éste no recibe ningún tipo de compensación.

La cantidad correspondiente para indemnizar al peatón, dependerá del grado de culpabilidad que le corresponda. Por ejemplo, si ambas partes comparten equitativamente la responsabilidad del siniestro, el peatón recibirá el 50% de la compensación correspondiente. En caso de que sea 25% culpable, será esta cantidad la que se reste al monto total de indemnización.

¿Quién es culpable cuando ocurre un atropello en el paso de cebra?

Ya que la prioridad de paso en esta zona es para los peatones, la mayoría de las veces se concluye de inmediato que la culpabilidad es del conductor. Sin embargo, dependiendo de las circunstancias del accidente, el peatón podría tener culpabilidad parcial o, en raros casos, total.

Determinar la culpabilidad será esencial para reclamar una indemnización por atropello en el paso de cebra. En cualquier caso, si has sufrido un accidente, es recomendable asesorarse con un abogado profesional en accidentes de tráfico e indemnizaciones.

¿Qué hacer frente a un accidente con multas peatonales?

Estos pueden ser momentos de mucha tensión para las personas por lo que, será difícil actuar de la forma adecuada. Aun cuando se estuviera cometiendo alguna infracción, es importante recoger datos como en cualquier otro caso de atropello a peatón y contactar con las autoridades pertinentes para velar por el debido cumplimiento de sus derechos.

Lo primero, es procurar mantener la calma y recabar toda la información posible, especialmente datos que sirvan para identificar al coche involucrado: color, matrícula y marca o modelo si es posible, por precaución a que el conductor decida huir de la escena.

Luego, es importante contactar con la policía para levantar un atestado del accidente, en donde se recogen declaraciones de las partes involucradas y de los testigos; este es un documento sumamente importante en cualquier proceso judicial.

De presentar lesiones, el peatón debe acudir en la prontitud posible a un centro médico cercano para que un profesional pueda evaluar adecuadamente su salud y redactar un informe médico, que servirá para reclamar indemnizaciones por accidente de ser posible. Únicamente un abogado especialista podrá llevar el proceso adecuadamente.

¿Debo contratar un abogado si tengo culpabilidad en un siniestro?

En cualquier siniestro, es recomendable contar con un abogado de accidente de tráfico de confianza que pueda reclamar una justa indemnización. Esto es imprescindible en casos delicados en los que el peatón incurra en alguna falta, por la cual se le adjudique culpabilidad en el incidente.

Además, es importante el apoyo de un especialista que pueda evaluar la situación desde un punto de vista profesional, defender al peatón atropellado y apoyar su caso para obtener un veredicto justo en cuanto al grado de culpabilidad que pueda tener.

¿Qué pasa si ocurre un accidente en donde se involucra un menor de edad?

Qué pasa si ocurre un accidente en donde se involucra un menor de edad

Según lo establecido en el artículo 1.2 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, los menores de 14 años, así como las personas que sufran algún menoscabo físico o mental que les prive de capacidad de culpa civil, tienen derecho a recibir una indemnización integra. Además, está prohibido llevar a cabo acciones de repetición contra las personas a cargo del menor o del individuo con discapacidad.

En otras palabras, no se le puede adjudicar culpabilidad ni se verá reducida la indemnización. Así mismo, la aseguradora no podrá cobrar a los adultos responsables. Sin embargo, cabe resaltar que nada de esto aplica si se presentan pruebas irrefutables de que se realizó dolosamente o dicho de otra forma, con intención de cometer el delito.

Para salvaguardar los derechos del menor de edad, de la persona incapacitada y así mismo de sus representantes o responsables, es importante contar con un abogado especialista. Un profesional podrá exigir el cumplimiento de sus derechos sin importar la situación que se presente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *