Indemnización por accidente de tráfico trabajando como autónomo

En los accidentes de tráfico, pueden darse situaciones en las que los lesionados no son dependientes, si no trabajadores autónomos. Los cuales ejercen actividades laborales libremente y obtienen sus propios ingresos. Por lo que, al sufrir lesiones en un siniestro, ven una merma en los mismos por la imposibilidad de continuar trabajando.

Aunado a esto, los daños percibidos pueden evolucionar y convertirse en graves secuelas, trayendo consecuencias importantes en el ámbito de su independencia laboral.

Por el hecho de ser independientes, algunos no siguen los tratamientos necesarios para su total recuperación. Debido a que dejar de trabajar, implica una pérdida o disminución considerable de ingresos. No obstante, esto resulta perjudicial para su salud, pues las lesiones sufridas en el accidente pueden empeorar.

En este sentido, el trabajador autónomo tiene derecho a reclamar una indemnización al responsable del accidente de tráfico. La misma servirá para cubrir todos los daños percibidos. Sin embargo, no podrá reclamar una compensación por un accidente laboral, pues tiene su propio horario de trabajo, y no rinde cuentas a un empleador.

Norma jurídica que regula la indemnización por accidente de tráfico siendo autónomo

Las indemnizaciones por accidente de tráfico siendo autónomo, serán otorgadas por los perjuicios personales que haya sufrido la víctima en el hecho. Siempre y cuando no haya tenido la culpa absoluta del siniestro vehicular. El derecho que le asiste para hacer la reclamación resarcitoria correspondiente, se encuentra en la Ley 35/2015 del 22 de septiembre.

No obstante, al ser la norma muy complicada, sobre todo en lo que refiere al cálculo de las indemnizaciones por las lesiones sufridas, es necesario una asesoría jurídica. La cual deberá ser prestada por abogados con experiencia en accidentes de tráfico. De este modo, la víctima podrá estar segura de recibir la cantidad justa que le corresponde.

El lucro cesante y su importancia en un accidente de tráfico siendo autónomo

Cuando un trabajador autónomo no pueda trabajar a raíz de las lesiones producidas en un accidente de tráfico, y esto le signifique una disminución o pérdida de ingresos. Se está incurso en un lucro cesante, el cual es considerado, por ley, un perjuicio patrimonial que debe ser indemnizado.

Como todo lo alegado, debe ser demostrado, el autónomo tiene que contar con pruebas suficientes que sostengan lo dicho. Es decir, que debido al accidente y, las consecuentes lesiones, no está produciendo el capital con el que subsiste.

En este sentido, la Ley 35/2015 del 22 de septiembre, en su artículo 143, numeral 2, establece el método a usar para calcular el monto de la indemnización.

Artículo 143. Lucro cesante por lesiones temporales.

“…2. La pérdida de ingresos netos variables se acreditará mediante la referencia a los percibidos en períodos análogos del año anterior al accidente o a la media de los obtenidos en los tres años inmediatamente anteriores al mismo, si ésta fuera superior”.

Ante la renuencia de algunas compañías de seguros en reconocer el lucro cesante al trabajador autónomo lesionado, el mismo debe contar con un abogado especializado. Pues éste, le brindará la asistencia y asesoría jurídica fundamental para que la pérdida económica que está sufriendo, sea resarcida.

Caso especial

Los trabajadores autónomos que mayor presencia tienen en el ámbito de la circulación vehicular, y, por tanto, corren más riesgos de sufrir accidentes de tráfico, son los taxistas. Si bien existen empresas organizadas que tienen empleados que realizan las mismas labores, lo cierto es que gran parte de estos son independientes.

Un aspecto interesante es que los taxistas facturan por módulos, por lo que resulta engorroso determinar la cantidad que cobran para el cálculo del lucro cesante. Esto, si sufren algún accidente de tráfico en la vía, del cual no son responsables.

Para sopesar tal problemática, las firmas de abogados especializados en el área de accidentes de tráfico, solicitan un certificado de ingresos a la asociación de taxistas.

Con el mencionado instrumento, pueden saber con exactitud la suma que ha cobrado el autónomo el año anterior al siniestro vehicular. Y, en consecuencia, la que ha dejado de percibir por la imposibilidad de trabajar debido a las lesiones ocasionadas. O en su defecto, por las averías causadas al vehículo con el que laboraba, y que ahora no puede hacerlo hasta que sea reparado.

Así mismo, el cálculo también puede realizarse usando como base el estudio efectuado por el Ayuntamiento de Madrid respecto a los taxímetros.

Paso esencial a seguir para reclamar la indemnización

Lo primero que debe hacer la víctima lesionada, es recuperarse del daño sufrido en el accidente de tráfico. Por lo que debe seguir al pie de la letra los tratamientos asignados. La razón de esto es simple, una vez recuperada, se podrán calcular los días de perjuicio personal a los que hubiera lugar. Los cuales están actualizados en el baremo del año 2020.

Ahora bien, teniendo presente lo anterior, para el cálculo de la indemnización total en cuanto a lesiones temporales, se deben tomar en cuenta los días de perjuicios personales. Que se encuentran divididos de la siguiente forma:

  • Perjuicio personal básico.
  • Perjuicio personal particular.

Perjuicio personal básico

Este perjuicio comporta el tiempo en el que la víctima lesionada recibe tratamiento para recuperarse de las lesiones provocadas en el siniestro. El proceso curativo no le resulta un impedimento para trabajar o realizar sus actividades habituales. En dicho caso, se considera que la misma está de baja médica.

Ahora bien, la cuantía por cada día que esté en este estado, según el baremo del 2020, es la siguiente:

  • Indemnización por día: 31,32 euros.

Perjuicio personal particular

Se refiere al período en el que el lesionado no puede realizar ningún tipo de actividad laboral, y está imposibilitado para hacer las tareas cotidianas. Se tendrán presente, para el cálculo de la indemnización, cada día que transcurra bajo esa condición. Este tipo de perjuicio posee 3 grados, a los que el baremo del 2020, le asigna una cuantía a cada uno:

  • Muy grave: 104,42 euros.
  • Grave: 78,31 euros.
  • Moderado: 54,30 euros.

En el perjuicio personal particular moderado, el lesionado se encuentra de baja laboral. Mientras que, en el grave y muy grave, está hospitalizado o en la unidad de cuidados intensivos (UCI), respectivamente.

Así mismo, estas indemnizaciones no se excluyen, por lo que pueden incluir la correspondiente al perjuicio personal básico.

¿Qué necesito para que la reclamación sea exitosa?

El éxito en la reclamación de la indemnización a la que tiene derecho el trabajador autónomo, dependerá de varios factores:

  • En primer lugar, se debe tener presente la contratación de un abogado especialista en accidentes de tráfico. Solo este profesional está capacitado para asistir legalmente a la víctima. Pues cuenta con la pericia y la preparación académica necesaria para llevar el caso a una resolución satisfactoria para esta.
  • Seguidamente, necesitará recabar todos los documentos médicos conducentes que prueben de forma fehaciente las lesiones y secuelas que se produjeron a causa del siniestro vehicular.

La indemnización por secuela y su reclamación

Si las lesiones causadas en el accidente de tráfico, no mejoran, y se convierten en secuelas, la víctima tiene derecho a reclamar una indemnización. No obstante, para intentar la acción, es imperativo que cuente con el informe médico del profesional de la salud especializado, el cual indique la existencia de la misma.

Existe una secuela cuando el lesionado ha pasado por un extenso proceso curativo mediante tratamientos de rehabilitación, sin mejoría, y es dado de alta médica. Ahora, dependiendo de la gravedad de la lesión, será considerada de tipo funcional o estética. En cualquier caso, la aseguradora del causante del siniestro, deberá responder por los daños ocasionados.

Todas y cada una de las cuantías de las indemnizaciones que correspondan por secuelas, se encuentran fijadas en las tablas actualizadas del baremo del año 2020.

Abogados con experiencia en accidentes de tráfico

Si desea que su caso sea resuelto de forma eficiente y con la mayor diligencia posible, puede contratar los servicios legales de nuestra firma de abogados. Contamos con profesionales altamente experimentados y preparados en el área de accidentes de tráfico, dispuestos a brindarle soluciones que le favorecerán en demasía.

Si tiene contratada la póliza de defensa jurídica, no tiene porqué escoger al abogado de su aseguradora, puede elegir uno de nuestra firma si así lo prefiere. Igualmente, esta se encargará de cubrir todos los gastos que se causaren por la asistencia y asesoría jurídica que le prestemos.

Preguntas frecuentes

Seguidamente, podrá ver un pequeño compilado de preguntas frecuentes y sus respuestas asignadas, si tiene alguna interrogante referente al tema en cuestión. Ante cualquier otra duda que tenga, puede ponerse en contacto con nuestra firma de abogados, y le asesoraremos.

Si soy un trabajado independiente, y debido a un accidente de tráfico, pierdo dinero por no poder trabajar ¿Seré indemnizado por ello?

Sí, conforme al ordenamiento jurídico vigente, el trabajador independiente que haya sufrido daños físicos en un accidente de tráfico, y no lo haya causado, será indemnizado. Tanto en lo que respecta a las lesiones temporales, como por la pérdida de ingresos que supone no continuar ejerciendo su trabajo independiente.

¿Un trabajador autónomo puede cobrar una indemnización por accidente laboral?

No, al ser un trabajador independiente, solo tiene derecho a reclamar una indemnización si los daños fueron producto de un accidente de tráfico. Así mismo, las cuantías que recibirá, están contempladas en las tablas del baremo del año 2020.

¿Cuánto me correspondería por indemnización, como trabajador independiente, si tras un siniestro debo recibir solo tratamiento de rehabilitación?

De acuerdo al baremo del 2020, si solo es un perjuicio personal básico, es decir, se encuentra de baja médica, recibirá diariamente 31,32 euros. Sin embargo, la cantidad total a recibir por tal concepto, será calculada una vez que haya finalizado el tratamiento de rehabilitación. Por lo que, si se determina que tardó 20 días en recuperarse del todo, recibirá la suma de: 626,4 euros.

Es importante acotar que, al estar bajo esta situación, se considera que puede continuar trabajando y realizando sus actividades rutinarias sin problemas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *